Comunicación "Producción colaborativa entre iguales y ciudad: una aproximación"

"¿Puede una aplicación o un servicio online afectar la dimensión física de una ciudad? ¿Qué tipo de relaciones y modelos de ciudad proponen?" Con estas preguntas en mente planteé mi comunicación presentada al congreso Cultura Digital, Sociedad y Comunicación, que pretende estudiar una forma de empoderamiento ciudadano distinto al que estoy acostumbrado a estudiar.

Durante los días 16 y 17 de marzo de 2015 tuvo lugar el Congreso Internacional  Cultura Digital, Sociedad y Comunicación organizado por el grupo de investigación Cyberspace Research Group de la Universidad San Jorge en el que participé como ponente. Mi comunicación, "Producción colaborativa entre iguales y ciudad: una aproximación", se enmarcaba dentro de la línea de trabajo "Ética, comunicación, cultura y espacio público en la cibersociedad." y, a diferencia de lo que ocurría con la mayoría de las comunicaciones del congreso, que se centraban en las transformaciones producidas en la dimensión digital en la sociedad red, la mía se centraba en su dimensión física. Concretamente quería estudiar las relaciones entre tecnología y transformaciones en las ciudades, y aunque la comunicación queda lejos de responder a las preguntas iniciales, sí que me ha servido como punto de partida para continuar con la investigación.

A continuación tenéis las diapositivas de la sesión y su resumen y próximamente publicaré el texto completo de la comunicación.

Vivimos un paradigma informacionalista en el que bidireccionalidad, cooperación y multitud son conceptos clave que han revolucionado totalmente entornos que tradicionalmente han sido unidireccionales por estar en manos de un sector concreto de población, como son la formación, la comunicación, el arte... El entorno físico, y más concretamente el espacio público, no son una excepción a estas innovaciones, tal y como demuestra el hecho de que no deja de crecer el número de aplicaciones que tienen en la ciudad su foco de atención, ya sea desde el punto de vista del turismo, la movilidad, la cartografía, la gamificación, el arte, el audiovisual… Todas ellas no hacen sino añadir nuevas capas de información y realidad que se superponen a la dimensión construida, lo cual posibilita formas de vivir y relacionarse con el entorno físico que anteriormente no eran siquiera imaginables. ¿Pero puede una aplicación o un servicio online afectar la dimensión física de una ciudad? ¿Qué tipo de relaciones y modelos de ciudad proponen? Lejos de poder responder con precisión a estas preguntas, esta comunicación pretende arrojar algunos datos que nos permitan tener unas primeras respuestas tentativas. Para ello nos centraremos en aquellas aplicaciones de empoderamiento de la ciudadanía, es decir, aquellas que posibilitan que esta adquiera un papel activo, ya sea en la toma de decisiones o incidiendo directamente en la propia ciudad. A través del estudio de algunos casos concretos desde el punto de vista de sus innovaciones y las nuevas posibilidades que ofrecen, por un lado, y de los problemas que suponen, por otro, podremos obtener unas primeras conclusiones acerca de los retos de futuro que plantean.

Aprovecho también para felicitar a mis compañeros de la USJ por el trabajo realizado en la organización del congreso así como la selección de ponencias, conferencias y mesas redondas, así como la difusión que han hecho del mismo a través de redes sociales y posibilidad de ver en streaming todas las salas. Espero que próximamente podamos consultar las grabacaiones de las salas a las que no pudimos asistir.