Orígen, o cuando decidí ser arquitecto

Leía hoy este emotivo escrito de Jorge Toledo en el que explicaba cómo recordaba perfectamente el momento en el que decidió se arquitecto y cómo, 20 años después, se ha podido reencontrar con la persona que le inspiró a hacerlo y cómo han cambiado sus vidas desde entonces

Trataré de recoger el guante lanzado por Hans Brinker, quien también comparte su experiencia que le llevó a tomar el mismo camino y anima a compartir las nuestras.

Y digo "tratar de hacerlo" porque en mi caso no recuerdo un momento clave en el que decidiese ser arquitecto. Soy una persona a la que le gusta reflexionar lentamente las cosas, y por tanto poco impulsivo, así que imagino que en mi caso fue algo que se fue gestando poco a poco. Lo que sí recuerdo es que desde pequeño siempre me habían gustado los juegos de construir cosas (primero tente, y luego ya merkur -el meccano checo, que era compatible y tenía un montón de piezas molonas y móviles). Recuerdo también que siempre había tenido imaginación y me había gustado resolver problemas.

En mi caso no hubo nunca nadie que me dijese que fuese arquitecto, tampoco tenía ningún familiar que lo fuese, pero sí que tenía un vecino, Jordi Fargas, que sí lo era y recuerdo que me encantaban sus planos y sus estanterías llenas de revistas (luego descrubrí que eran "Croquis") pero sin duda quienes creo que más influyeron en ello (aunque fuese de forma indirecta) fueron mis padres a quienes tengo que agradecer que alimentasen mis ansias de creación con estos juguetes tan chulos y me apoyasen en mi decisión.

Como dice Hansbrinker, luego el gusto por las matemáticas, las ciencias, el dibujo técnico y la historia, hacer maquetas (me encantaba hacer maquetas de modelismo y pintar figuras de Warhammer 40.000) hicieron que todo encajase y cobrase forma.

No sé cómo hubiese sido mi vida sin todo esto, si yo no fuese hoy arquitecto. Tampoco sé si me iría mejor o peor, pero lo que sí sé es que gracias a estas circunstancias soy como soy hoy, y estoy contento con ello y con cómo me ha ido la vida hasta ahora.

¿Y vosotros, recordáis el momento en el que decidisteis ser lo que sois hoy?