¿Para qué sirve Internet?

Hace ya más de cinco años desde que publiqué mi primera web "seria", +arquitectura, y hace todavía muchos más que soy usuario de Internet (mi madre todavía recuerda con asombro cuando hice un trabajo en grupo con mis amigos del cole a través de e-mails). Durante estos años he conocido a mucha gente del mundillo y, como no, hemos hablado de lo que nos unía: Internet. Además, en los últimos meses estas conversaciones sobre Internet se han dado cada vez con mayor frecuencia por motivos laborales, así que he tenido que tratar (explicando en unos casos, escuchando en otras) con personas variopintas: diseñadores web, programadores, profanos, arquitectos, early-adopters, enteradillos, bloggers empedernidos... Todas estas charlas, discusiones, conferencias... me han llevado a detectar un patrón que se repite a menudo, a pesar de la disparidad de los perfiles de los interlocutores (o quizá precisamente por eso): cada uno tiene una visión muy particular (en algunos casos diría un tanto cerrada) de lo que es o no es Internet. Para algunos es sinónimo de tener un blog. Para otros es sinónimo de "blog + twitter", para otros es un lugar publicitario, para otros es la manera de ganarse la vida... Aunque todo es cierto y tiene razón quien lo diga, no es menos cierto que es una visión parcial de la realidad, y es que son precisamente estas concepciones particulares o apriorismos las que dificultan considerablemente el entendimiento entre los interlocutores, pues aunque parezca que hablan de lo mismo, en realidad piensan cosas distintas o desde ópticas distintas.

Como está en mi naturaleza analizar los "porqués" de las cosas, y también como ejercicio previo a mi asistencia al curso de verano Arquiredes para evitar que la situación descrita se produjese con los alumnos, me planteé la siguiente pregunta: ¿Para qué sirve Internet?. Consciente de que encontrarle respuesta es algo que me viene grande a pesar de que en todos estos años mi relación con ella ha variado (he pasado de ser simple lector, usuario de email, gestor de cms, webmaster, hacer diseños para webs, realización de webs complejas...), quise plantearlo a modo de experimento. Por un lado, dado que la web 2.0 se basa en la colaboración, quería que el proceso también fuese colaborativo, de esta manera las respuestas serían más certeras y podría suplir mis propias limitaciones o apriorismos. Por otro lado quería que la propia Internet fuese el medio y la herramienta en el que tuviese lugar.

El resultado del experimento es el que puede verse aquí: un mapa mental colaborativo que trata de responder la pregunta "para qué sirve Internet"

¿Cómo se ha realizado el experimento?
La realización del mapa mental se hizo en tres fases. La primera, de consulta, consistió en publicar en redes sociales como Facebook o Twitter únicamente la pregunta de la que pende todo: ¿Para qué sirve Internet? y esperar las respuestas de otros internautas. A partir de las respuestas recibidas inicié la fase 2 y elaboré un mapa mental en el que estaban todas las respuestas recibidas agrupadas por conceptos y relacionados entre ellos. Finalmente, aprovechando las posibilidades de colaboración que ofrece la aplicación web que utilicé, publiqué dicho mapa con la posibilidad de que cualquier persona pueda verlo y editarlo (como si fuese la wikipedia), lo cual permitió que se fuera depurando cada vez más.

A pesar de que el proceso carece de rigor científico, pues la muestra utilizada no deja de ser algo limitada y bastante uniforme (todos los que han participado comparten unos conocimientos de la red, al menos en el uso de redes sociales y herramientas en la nube, y son de mi propia red de contactos), el experimento se basa en los principios de colaboración y continua revisión, apoyados en los de buena fe de las personas, como garantía de la veracidad de los resultados mostrados.

A día de hoy el mapa mental es también editable, con lo cual siempre podrá seguir creciendo y mejorando los resultados.

¿Un mapa mental?
Se eligió la utilización de un mapa mental como manera de representar los resultados por aportar las siguientes ventajas frente a otros métodos de representación de resultados:

  • Representa conceptos así como las relaciones entre ellos de forma gráfica, lo cual favorece su comprensión y memorización.
  • Los contenidos están jerarquizados
  • Permite la inclusión de hipervínculos y anotaciones que permitan profundizar algunos aspectos

El hecho de optar por Mindmeinster como herramienta de trabajo entre las numerosas alternativas que existen se debe a lo siguiente:

  • permite la colaboración entre usuarios (incluso en tiempo real) sin la necesidad de utilizar ningún software adicional. (cualquier persona que tenga cuenta de mindmeinster u OpenID puede editar el mapa mental)
  • Es gratuito
  • Es fácil de usar
  • Posee herramientas de republicación (twitter, facebook, delicious...) y permite embeber los resultados en otras webs, mejorando el alcance que pueda tener (y consigo la fiabilidad de resultados)

 

Notas sobre este mapa mental
Como criterio general para jerarquizar el mapa mental y establecer pautas para la clasificación de resultados se ha optado por seguir la siguiente estructura: "concepto genérico de uso" > "Sub-grupos" > "aplicaciones web" / "servicios web"
Sin embargo, si bien esto introduce un orden claro y comprensible, durante la realización del mismo se detectó que no siempre existen aplicaciones o servicios web que sirvan únicamente a un concepto genérico de uso de forma "pura" o que no siempre es fácil marcar las fronteras entre conceptos como "trabajar", "compartir" y "ocio", por ejemplo, lo cual lleva a replantear en el futuro la presentación del mismo resultado mediante otras formas de representación como matrices de datos. Para indicar la dificultad de separar algunos conceptos se ha optado por indicar la relación que puede existir entre ellos mediante unas flechas verdes (lamentablemente mindmeinster no ofrece muchas alternativas a este tipo de relaciones y ni tan siquiera permite flechas con dos cabezas para indicar que la relación es de igual a igual).

Existe, no obstante, una rama que no sigue la jerarquía anteriormente comentada y es la llamada "Efectos colaterales", que estrictamente no deriva de la pregunta planteada inicialmente pero era importante indicar, pues no es que Internet sirva para ello pero es innegable que lo hace, de forma indirecta y constantemente.

La utilización de colores se ha limitado para indicar en gris todos aquellos usos ilegales o alegales que permite Internet aunque obviamente no fuese pensado inicialmente para ello y para indicar los efectos colaterales "positivos" en azul y los "negativos" en rojo.

El show debe continuar
Y si todo esto tiene que tener algún sentido, animo a los lectores de esta entrada a dejar sus comentarios que permitan elaborar un resultado cada vez mejor, que lo editen ellos mismos (existe un enlace en el propio mapa mental) o lo compartan entre sus contactos para que vaya haciéndose cada vez mejor.

Meta-información

Temas:

Tipo de contenido:

Etiquetas: